NEUROLOGÍA //

El nuevo Servicio de Neurología tiene el objetivo de brindar atención a los pacientes internados y ambulatorios en:

  • Alzheimer

  • Demencia

  • Parkinson

  • A.C.V.

  • Depresión

  • Neurocardiología

  • Epilepsia

  • Movimientos anormales

  • Efermedades neuromusculares

  • Neuroinmunologia y enfermedades desmielinizantes

  • Neurología cognitiva, dolor y cefaleas

  • Trastornos del sueño

  • Neurootología y Neurooftalmología

Cada sección está a cargo de un grupo de neurólogos especializados en el área de interés, y su función es coordinada por el Director del Servicio, Dr. Janus Kremer, especialista de reconocimiento nacional e internacional.

REHABILITACIÓN //

La rehabilitación integral es un proceso terapéutico, educativo, formativo y social que busca mejorar la calidad de vida y la plena integración de la persona en condición de discapacidad al medio familiar, social y ocupacional.

 

Los servicios asistenciales trabajan de modo coordinado e interdisciplinario, siguiendo un plan de trabajo efectivo según evaluación realizada por áreas de Fisiatría, Neurología,  Clínica Médica y Salud Mental.

 

Rehabilitación integral - Plan de trabajo según prescripción médica

  • Evaluación inicial por el Servicio de fisiatría, clínica médica y neurología.

  • Módulos de Neurokinesiología

  • Módulos de Kinesioterapia Respiratoria (KTR)

  • Terapia ocupacional.

  • Módulos de Fonoaudiología

  • Módulos de Salud Mental:

    1. Psiquiatría seguimiento semanal

    2. Psicología

    3. Neuropsicología

  • Control diario de médico Fisiatra

  • Control diario de Médico Clínico

  • Seguimiento neurológico

  • Internación del acompañante (familiar) del paciente con su correcto entrenamiento.

FONOAUDIOLOGÍA

 

Asiste al paciente en la evaluación y recuperación de los trastornos del lenguaje, déficit deglutorio, habilidades del pensamiento, escritura entre otros.

TERAPIA OCUPACIONAL

 

Evalúa la capacidad funcional, muscular, fuerza, coordinación, equilibrio, los sentidos; estimula al paciente para favorecer que adquiera y mejore el grado de independencia funcional en las actividades de la vida cotidiana y auto cuidado; incluyendo habilidades como alimentarse, vestirse, higienizarse, asistir al baño, cuidados del hogar, etc.

PSICOLOGÍA-PSIQUIATRÍA

 

Evalúa al paciente y a su grupo familiar e instrumenta los recursos terapéuticos necesarios, para facilitar tanto el proceso de rehabilitación, como la adaptación a sus nuevas circunstancias de vida.

KINESIOLOGIA

 

Facilita la recuperación de habilidades físicas, movilización, transferencias, caminatas o uso sillas de ruedas, subida y bajada de escaleras entre otras actividades.

KINESIOLOGÍA RESPIRATORIA

 

Facilita el proceso de recuperación de patologías secuelares con afectación de la ventilación y la  mecánica respiratoria.

NUTRICIONISTA

 

Elabora planes de alimentación de acuerdo a la patología del paciente y favorece la adquisición de buenos hábitos nutricionales.

TRABAJO SOCIAL

 

Colabora en forma integrada con el grupo familiar en la identificación de recursos de su comunidad, provee asesoramiento sobre marco legal, certificado de discapacidad y planificación de los recursos necesarios para el alta.

EQUIPO DE EVALUACIÓN Y CONTROL

 

Conformado por áreas de Fisiatría, Clínica Medica, Neurología,  Psiquiatría, Psicología, Neuropsicología, Kinesiología (respiratoria, traumatológica y neurológica), Fonoaudiología, Terapia ocupacional, Enfermería, Nutrición y Trabajadora social. Realizan revistas de sala multidisciplinarias, diarias e individuales.

OBSERVACIÓN

El paciente antes de ingresar al programa deberá:

- Encontrarse clínicamente estable, con esquema de medicación actualizada.

- Presentar laboratorios y estudios complementarios (TAC, RNM, RX) si los hubiese.

- Presentar epicrisis completa y/o resumen de historia clínica realizadas por especialista.

INTERNACIÓN

 

Alojamiento con las comidas diarias indicadas por nutricionistas. Habitaciones climatizadas. Camas electromecánicas. Sistema de llamado inalámbrico de enfermería. Baños con sanitarios y duchas adaptados.  Gimnasios terapéuticos. Servicio de mucama. Se sugiere realizar la internación con un familiar que lo acompañe en la habitación.

Aclaración sobre la internación del acompañante (familiar):

 

La internación del familiar como acompañante del paciente reduce notablemente los plazos del proceso de rehabilitación, aminora sensiblemente las dificultades en dicho proceso y entrena al familiar para que al momento del alta del paciente, la familia se encuentre en condiciones de recibirlo correctamente en su seno.

CRITERIOS DE ADMISIÓN

 

Los programas de rehabilitación son intensivos (importante carga horaria de actividades), integrales-interdisciplinarios (participan todas las especialidades necesarias para la rehabilitación), y están fundamentados sobre objetivos realistas y mesurables. La definición de objetivos a corto, mediano, largo plazo y la definición de criterios de admisión que permitan utilizar los recursos de la manera más eficiente posible son aspectos muy trascendentes en el modelo de funcionamiento del centro de rehabilitación.

 

“Todos los pacientes que ingresan al Centro de Rehabilitación del Sanatorio Morra son evaluados previo a su admisión mediante un programa que permite constatar si la enfermedad que motiva la discapacidad es potencialmente rehabilitable y que el paciente se encuentra en condiciones clínicas de ser admitido al centro.”

 

El programa de rehabilitación con internación está diseñado para individuos que requieren asistencia médica durante su rehabilitación y que presentan un alto grado de dependencia en la movilidad, seguridad, autocuidado, y capacidades cognitivas y/o de comunicación como resultado de alguna de las siguientes patologías:

• Accidente cerebrovascular.

• Traumatismo craneoencefálico e injuria cerebral.

• Lesiones medulares.

• Esclerosis múltiple (forma de brotes y remisiones)

• Desacondicionados por internaciones o enfermedades prolongadas.

• Politraumatizados.

• Trastornos severos del estado de conciencia por injuria cerebral severa de causa traumática, vascular, anóxica, etc.

• Traumatismos simples que requieran rehabilitación; tales como fracturas con inmovilización, amputaciones o cirugías de reemplazos articulares.

• Polineuropatías y enfermedades neuromusculares.

“Además de otras enfermedades que no sean progresivas o degenerativas en las que se detecten oportunidades de rehabilitación.”

.