Sanatorio “Prof. Leon S. Morra” //

El Sanatorio Prof. León S. Morra es una institución privada de Salud Mental fundada en el año 1927, lo que la posiciona entre las pioneras del interior del país. Su fundador, el Dr. León S. Morra fue un destacado profesional farmacéutico primero, luego médico cirujano que  se desempeñó como Profesor Suplente de Neurología y de Psiquiatría en la Facultad de Medicina, siendo además Consejero y Titular de la Cátedra. Fue elegido Intendente Municipal en el año 1918 y pocos años más tarde asumió como Rector de la U.N.C., cargo que ocupó en dos oportunidades.

De carácter inquieto, bregó  por la necesidad imperiosa de “legislar sobre alienados”, dictando una conferencia en el Círculo Médico en el año 1915 en la que convocaba a los “hombres de ciencia” y  legisladores de la época a afrontar el desafío de resolver las numerosas cuestiones que presentaba el problema de los alienados y sus relaciones con la sociedad. Sus conclusiones en esa oportunidad fueron tan contundentes que generaron estupor en algunos núcleos sociales y académicos que continuaban considerando a los pacientes con padecimiento mental sujetos sin derechos.

La visión revolucionaria que tuvo el Profesor  en esa época no alcanzó las dimensiones deseadas y  revela tristemente lo poco que se  avanzó al respecto tras casi cien años de su disertación.

 Al respecto mencionamos sólo algunas de sus propuestas:

  • Es indispensable y urgente en nuestro país una legislación sobre alienados

  • Debe ella referirse a la organización, reglamentos y control de los establecimientos tanto públicos como particulares para alienados.

  • Debe reglamentar la inspección y vigilancia de los mismos como también de los alienados atendidos en sus propios domicilios por medio de comisiones honorarias y de médicos inspectores especialistas.

  • Debe reglarse el internamiento de los insanos, obligando al Estado a hacerlo de oficio, con las garantías judiciales convenientes, en aquellos enfermos abandonados, peligrosos, sin medios materiales de vida o deficientemente atendidos, etc. es conveniente la intervención del poder judicial en todas las reclusiones de simple participación al ministerio de incapaces en los internamientos de observación y por sentencia en forma de los tribunales de primera instancia, en los definitivos.

  • Debe presentarse preferente atención, siquiera sea con medidas científicas y humanitarias provisorias al problema de los alienados criminales y de los criminales vueltos alienados durante el cumplimiento de su pena.

  • Debe fomentarse y organizarse, para mayores garantías en los procedimientos, los estudios y la especialidad de la medicina legal. (Morra León S. 1915)

De esta manera, la actual ley provincial Nº 9848, retoma el camino que nuestro fundador propusiera, un camino de atención de pacientes basado en el “respeto, dignidad y derechos de las personas con padecimiento mental”.

Transcurrieron pocos años para que su hijo el Dr. Carlos Morra continuara sus pasos, tanto en la casa de altos estudios desempeñándose como Profesor de Psiquiatría y Miembro de la Academia Nacional de Medicina e Investigador del CONICET así como en nuestra  Institución. Tras su fallecimiento en el año 2003 sus hijos los Dres. León y Carlos Morra asumieron la Dirección del mismo convocando a  diferentes actores del escenario tanto político como académico de la salud mental de la Provincia de Córdoba a desarrollar acciones tendientes a alcanzar el sueño de quien fuera el fundador de esta institución. Sueño que dejó de ser tal, para convertirse en el objetivo de esta dirección.

Camino recorrido:

La Clínica Las Rosas como se la denominó en sus comienzos, fue una institución que abordó las enfermedades neuropsiquiátricas en la modalidad de internación, conforme lo demandaban las prácticas profesionales de la época.

En el año 1960 comenzaron a incorporarse los consultorios externos, los cuales funcionaron primeramente en el centro de la ciudad y luego fueron trasladados al predio de la misma institución centralizando la atención.

Para ese entonces las Hermanas Carmelitas Teresianas que estaban encargadas del economato y atención de los pacientes en las cuestiones de asistencia personal bajo la atenta supervisión de profesionales médicos, fueron cediendo espacio y la dirección de la institución convocó a profesionales idóneos con formación específica en la materia que abordaran de manera integral la atención del paciente. Se incorporaron así disciplinas como medicina, psicología, neurología, nutrición, trabajo social, rehabilitación, fisioterapia, etc.

El paradigma de la supremacía médico hegemónica se fue desdibujando para conformarse un nuevo paradigma que incorporaba la mirada interdisciplinar en el abordaje de las patologías mentales. En esta etapa se dio un amplio empuje a la asistencia en el área ambulatoria incrementándose la planta profesional  aumentando paralelamente la red de cobertura prestacional.

En los comienzos de los años 90, el desafío fue la externación de pacientes crónicos que representaban en la internación casi el 80%. Las entrevistas domiciliarias, seguimiento de casos, el trabajo con familias y con el propio paciente dieron inicio a los nuevos caminos por andar, disminuyéndose las internaciones en un 67%.

Para el año 1996 se crea el Servicio de Hospital de Día como instancia intermedia entre la internación y la externación definitiva siendo ésta una herramienta orientada a la prevención, promoción y preservación de la salud mental y a la resolución de patologías psiquiátricas de menor complejidad. Un año después el Sanatorio se conforma como sede del Fobia Club, dando atención a la población de manera gratuita.

Situación Actual:

A comienzos del año 2000 la planta del personal, técnico, administrativo y profesional se había triplicado, incorporándose prestadores a la red de atención de obras sociales capitadas brindando cobertura a unos 150.000 afiliados así  la descentralización  empezaba a tejer los espacios de redes de contención con mayor cercanía y accesibilidad a la población conforme los criterios de APS

Se consagraba así el paradigma en el que no es posible concebir otro tipo de atención que no sea la interdisciplinar.

A finales de la primera década de los años 2000 se confeccionaron las nuevas historias clínicas que incorporaron la mirada transdiciplinariar como eje de la acción, se diseñaron consentimientos informados que hoy se encuadran en las legislaciones tanto a nivel nacional como provincial en esa materia. Se rediseñó el archivo de historias clínicas generando una más rápida localización para las más de 45.500 historias clínicas.

Se construyeron 7000 metros cuadrados alcanzando un total de 15,000 los cuales se encuentran rodeados de amplios espacios verdes y tupida arboleda brindando la tranquilidad necesaria para la recuperación de las personas internadas y un espacio agradable de trabajo para los empleados.

Esta ampliación permitió también la redistribución de pacientes acorde a sexo, edad y patología, creándose un área de atención especialmente diseñada para pacientes psiquiátricos que cursan enfermedades clínicas crónicas terminales. Para ello se dotó de una planta profesional y de enfermería especializada. Así el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba a través de RU.Ge.Pre.Sa, habilitó al Sanatorio Prof. León S. Morra, conforme la normativa vigente en la ley Nº 9848, como centro de salud polivalente.

Se refuncionalizaron los otros cuatro pabellones incorporando áreas de cuidados especiales, consultorios profesionales, office de enfermería,  salas de estar, salones de visita, etc.

En el área de ejercicios físicos y relajación se incorporaron máquinas de entrenamiento personal entre otros aparatos.

El área de almacenamiento, cocción y distribución de alimentos diarios actualmente tercerizada, se acondicionó conforme normativa vigente del Ministerio de Salud de la Provincia. Como así también los deshechos diarios cumpliendo con las normativas  municipales al respecto.

El modelo de atención integral desarrollado implicó aumentar la planta profesional en el área de la red prestacional contando actualmente con una cartilla de más de 30 prestadores en el interior provincial y una planta permanente en el sanatorio de más de  200 empleados entre las áreas técnico-administrativa, profesional, mantenimiento y auxiliares, este número no contempla la tercerización del área de economato, limpieza, seguridad, y laboratorio, los cuales elevan considerablemente el número.

Se creó el Comité de Ética en Investigación en Seres Humanos, conforme la legislación vigente provincial autorizado por la COEIS dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia de  Córdoba, desarrollándose más de 50 protocolos de estudios para el avance de la psicofarmacología, como así también se avalaron más de 100 protocolos de investigación epidemiológica. Desde el área de ANMAT se realizaron diferentes evaluaciones obteniendo excelentes calificaciones por parte de sus auditores.

La capacitación del personal es  prioridad. Para ello se realizan capacitaciones permanentes al área administrativa para brindar mayor eficiencia y eficacia en la atención a los pacientes y dinamismo a la faz profesional.

El  personal de enfermería idóneo recibió capacitación universitaria específica en salud mental  y se realizó el convenio de pasantías de la Cátedra de Salud Mental de la Escuela de Enfermería de la UNC, que continúa vigente.

En el año  1998   se crea la Fundación Morra dando especial preferencia a la capacitación de los profesionales, información y formación a familiares y asistencia gratuita a la comunidad en problemáticas específicas tales como Trastornos Obsesivos Compulsivos, Trastornos de Ansiedad Generalizada, Fobia Social, etc.

En el área de psicología se desarrollaron actividades de supervisión y capacitación. Este año se  realiza el Primer Curso de Postgrado de Psicopatología Clínicacon Práctica Supervisada, con dos años de duración.

Desde hace más de una década se implementó la Residencia Médica en Psiquiatría con cuatro años de duración, en la que han egresado  más de 50 médicos. La Carrera de  Formación en Especialistas en Psiquiatría con Sistema de Residencia brindó formación a más de 250 alumnos provenientes de distintas provincias.

La creación del Primer Centro Formador de Acompañantes Terapéuticos con Prácticas institucionales en las áreas de internación, ambulatoria y domiciliaria permitió la capacitación de más de 400 profesionales, convirtiéndose en una herramienta altamente competitiva al momento de la reinserción socio-familiar del paciente.

La nueva dinámica de intervención que se gestó a finales de los años 90 dio origen a la creación de la modalidad de  atención de Hospital de Día, el cual cuenta actualmente con  45 pacientes que asisten a las diversas modalidades de jornada completa, semi-completa, etc. Allí un grupo de profesionales trabaja interdisciplinariamente no sólo para contener al paciente y evitar una internación sino para reforzar, recuperar y resocializar las habilidades del paciente en un trabajo psicoeducativo con el paciente y su grupo familiar.

Fue precisamente en esos años cuando lamentablemente varias clínicas psiquiátricas de nuestra  provincia  cerraron sus puertas, lo cual generó la derivación de sus pacientes a otras instituciones, siendo el Sanatorio por su infraestructura y capacidad profesional la que absorbió la mayor cantidad de pacientes crónicos. Así pese al esfuerzo realizado para evitar internaciones prolongadas se duplicó prácticamente el total de pacientes internados crónicos alcanzando los 150  aproximadamente. En ese momento se comenzaron a implementar estrategias para reubicar a los pacientes en relación a su grupo familiar y se iniciaron acciones tendientes a la externación, alcanzando actualmente un total de 67 pacientes crónicos  conformados por un grupo de pacientes correspondientes al área diferencial y otro tanto al área de hogarización para adultos mayores por no contar con familiares y/o redes de contención socio-familiar los cuales representan el 30% del total de esa población.

De esta manera el Sanatorio continuando la acción visionaria de quien fuera su fundador, comenzó a incursionar en el terreno de la reinserción, rehabilitación, recuperación y resocialización de las personas con padecimiento mental con acciones concretas en el abordaje terapéutico acordes a la nueva demanda, capacitando  a su planta profesional, técnica y administrativa, brindando atención e información a la población con los dispositivos necesarios para evitar la internaciones crónicas mucho antes de que la provincia de Córdoba y la Nación dieran curso a la legislación que regulara al respecto.

Desde fines de 2017 y hasta el presente, el Sanatorio Morra ha avanzado en el camino de las Neurociencias mediante acuerdos estratégicos con dos instituciones líderes en la materia: el Instituto Privado Kremer (Córdoba) y el Instituto Fleni (Buenos Aires).

Acciones desde la reglamentación de la Ley:

 

Sólo le bastó al Sanatorio  continuar el camino emprendido hace casi un siglo y redirigir las acciones a la modalidad que dicta la legislación en nuestra provincia  tras la sanción a la Ley Nº 9848 que sienta sus pilares en cinco aspectos a considerar:

  1. La interdisciplinariedad de la acción profesional

  2. La desjudicialización de las patologías psiquiátricas

  3. La despquiatrización de los problemas sociales

  4. El abordaje de salud mental en la esfera de la salud

  5. La desmanicomialización institucional.

 

En relación a la interdisciplinariedad, nuestra institución cuenta en su plantel profesional con Médicos Clínicos, Médicos Especialistas en Medicina Interna, Médicos Psiquiatrías Especialistas en Adultos y Niños, Niñas y Adolescentes,  Neurología, Medicina Laboral, Psicólogos Clínicos con formación específica en Trastornos de Ansiedad, Fobias y Trastornos Obsesivos Compulsivos, Violencia Familiar y Equidad de Género abordando de esta manera las patologías denominadas modernas, respetando la más amplia modalidad de abordaje, psicoanálisis, gestalt, cognitivo comportamental, etc. acorde a la demanda y necesidad de cada situación.

En el área de Enfermería se designaron supervisores  universitarios a fin de jerarquizar la práctica profesional y se realizaron talleres de formación en Salud Mental para auxiliares logrando la recategorización de los mismos.

La disciplina de Trabajo Social incorporó profesionales especialistas en Salud y con formación específica Salud Mental, aportando la mirada integral y socio-comunitaria a la acción.

El área de Rehabilitación aumentó considerablemente su número e incorporó talleristas  formados en laborterapia, cartapesta, yoga, música, canto, cocina, baile, canto, danza,  profesores de educación física, comunicadores sociales, etc. Los Acompañantes Terapéuticos acompañan todo el proceso de internación y externación conforme indicación profesional.

Un equipo de Nutricionistas prepara menúes personales para cada paciente acorde requerimiento.

Bioquímicos, Fisioterapeutas, colaboran a demanda específica.

La desjudicialización de problemas psiquiátricos se fue forjando entre otras cosas con la incorporación de los consentimientos informados voluntarios e involuntarios y el trabajo en red con el Servicio de Atención Prejurisdiccional, Asesores Letrados, Jueces, y el trabajo interjurisdiccional con la Asesoría de Letrados Penales, etc.

Se trabajo interdisciplinariamente con los criterios de internación respetando la ley en cuanto a que la misma sea el último recurso terapéutico a considerar y se implementó el trabajo con la familia a fin  educar en relación a la problemática de salud mental rompiendo el concepto de peligrosidad.

Equipos Interdisciplinarios de Atención Domiciliaria asisten a pacientes internados en instituciones polivalentes realizando consulta, evaluación, asistencia y controles de seguimiento en las mismas evitando traslado a instituciones monovalentes psiquiátricas e internaciones en instituciones monovalentes, concurren además a los diferentes llamados domiciliarios que realizan los pacientes con impedimento para el traslado hasta nuestra institución.

Se creó en el Sanatorio un sector específico para la atención y tratamiento de pacientes que cursan  patologías clínicas a fin de evitar en la medida de lo posible derivaciones a otros nosocomios siempre y cuando no se comprometa la salud de los pacientes.

Hoy  nuestra institución  cuenta con atención ambulatoria  interdisciplinaria, consultorios externos; Atención Programada a Domicilio Multidisciplinaria, Atención Domiciliaria de Urgencia Interdisciplinaria, Atención Ambulatoria en el territorio provincial bajo su área de influencia; Hospital de Día en todas sus modalidades; Internación de pacientes agudos, internación  breve para pacientes en crisis, e internación de pacientes crónicos sin posibilidades de reinserción comunitaria por falta de continente socio- familiar y afectivo y limitación por el curso de su patología propia de base, Servicio de Acompañantes Terapéuticos.

En el 2014 el Sanatorio Morra implementó la modalidad  Casa de Medio Camino como dispositivo terapéutico de externación, para ello inicia actividades específicas con aquellos pacientes que tras un exhaustivo trabajo en conjunto y valoración interdisciplinaria están en condiciones de ser derivados allí.

Asimismo desarrollamos un programa de reinserción sociolaboral para brindar a los pacientes una herramienta que permite una real incorporación al mercado laboral.

En el año 2017 el Sanatorio Morra cumplió sus primeros 90 años.

La Clínica Las Rosas como se la denominó en sus comienzos, fue una institución que abordó las enfermedades neuropsiquiátricas en la modalidad de internación, conforme lo demandaban las prácticas profesionales de la época.